Adolescencia y disciplina positiva: respeto, aliento y gestión emocional

Adolescencia y disciplina positiva: respeto, aliento y gestión emocional

Crecimiento personal, Inteligencia Emocional, Personas

La adolescencia, “esa difícil etapa” para el sujeto que la atraviesa y para las personas de su alrededor. Esta es una idea muy extendida y no seré yo quien lo niegue. Y no lo negaré porque las transformaciones físicas emocionales e incluso sociales que se “sufren” en esa etapa no son fáciles de digerir, sobre todo para quien las transita. Por eso hoy quiero hablarles de adolescencia y disciplina positiva: respeto, aliento y gestión emocional.

Los cambios generan en la época de la adolescencia inseguridades y emociones incómodas de gestionar. Recordemos que los y las adolescentes están en la búsqueda de su identidad, por eso se empeñan en distanciarse de la familia y, en ocasiones, lo que las familias no saben “leer” es cuando más necesidad tienen de ellas. 

Eso es lo que hemos estado aprendiendo y “viviendo” los últimos días en el taller “Conociendo a mi adolescente”, que hemos realizado con las madres y los padres del AMPA del IES San Blas de Aracena (Huelva).

Cuando conocí la Disciplina Positiva, ya sentí que era un método que no podía dejar a nadie indiferente, otra cosa es que las personas estén dispuestas a realizar el trabajo personal que supone integrar esta filosofía a sus vidas y a la de sus familias.

Es un hecho que no puedes pedir a nadie que cambie para satisfacer tus necesidades, aunque también lo es que, si tú cambias, todo a tu alrededor cambiará.

El taller que hemos realizado con padres y madres de Aracena ha sido muy práctico y vivencial, como es habitual en la metodología de los talleres que realizamos en CpC | Cambiar para Crecer. Hemos explicado contenidos, por supuesto, aunque principalmente hemos realizado dinámicas para aprender e interiorizar las herramientas, tanto de la Disciplina Positiva como de Inteligencia Emocional que, por supuesto, nunca falta como “puntal” de todos nuestros talleres.

Nos encanta ver cómo las personas se implican en las dinámicas, cómo sacan conclusiones y se “re-conocen” en ciertas conductas y se dan cuenta de que no las apoyan para alcanzar sus objetivos. Ahora es a ellos y a ellas a quienes les toca el trabajo de “pico y pala” para cambiar esas conductas y saben que necesitan tiempo y no generarse grandes expectativas. También saben que la paciencia y la calma serán sus grandes aliadas en este camino.

Esperamos que esta formación les haya servido para conocer y, sobre todo, comprender a sus adolescentes. Los que, seguramente, los pondrán a prueba rechazando o ignorando las herramientas que han sacado del taller cuando traten de ponerlas en práctica. Ahora ellos y ellas lo saben, y como adultos tendrán que ejercitar su resiliencia y no dejarse llevar por las posibles negativas de las personas que, sin duda, son las que más quieren en sus vidas.

¡Buena suerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

*

code

Comparte:

Menú