Con erre de responsable: responsabilidad social

Desarrollo Profesional

Persona, organización y empresa se escriben con erre de responsable. Y si Responsabilidad es la habilidad para responder (respons-ability), la Responsabilidad Social Corporativa o RSC es la respuesta de las organizaciones a la sociedad. Ni más ni menos.

Afinando un poco más, la RSC es a las organizaciones en general lo que la Responsabilidad Social Empresarial es a las empresas en particular, y lo que la Responsabilidad como tal es a todas las personas de forma universal. ¿O no debemos ser las personas responsables con la sociedad?

Cuando hablamos del triple impacto para referirnos a las organizaciones o empresas responsables, estamos centrando la necesidad de mejora y de generación de riqueza en tres áreas principales: la social, la ambiental y por supuesto la económica. En las tres y al mismo nivel. ¿Y cuál de esas tres áreas no nos afecta a todos y cada uno de nosotros también en casa?

El ahorro energético, el reciclaje, la contención del gasto de los recursos naturales, la educación en valores, la tolerancia, la suficiencia económica, el control de gastos, la contribución vía impuestos, la buena gestión de espacios comunes, el reparto de tareas, la mejor formación de los miembros… ¡Todo está ya en casa! ¿Nos planteamos implantar en la familia un modelo de RSC para valorar cada año cómo lo estamos haciendo y seguir mejorando?

[bctt tweet=”¿No debemos las personas también ser responsables? #RSC #Tripleimpacto”]

Creo que debemos conseguir entre todos derribar el concepto obsoleto que identifica la Responsabilidad o la RSC como un comportamiento altruista de las personas o las empresas, y además de las grandes empresas. La Responsabilidad Social Corporativa no es propiedad de las grandes estructuras y no es nada altruista, más bien al contrario, es un ejercicio interesado que hacemos las personas dentro y fuera de nuestras organizaciones para garantizar un futuro de calidad y la mejora más o menos inmediata de la situación social y del rendimiento económico. Y si no, no es responsabilidad social ni es sostenible.

¿Eres una persona con erre?

Así que siguiendo este pensamiento, las organizaciones  sin estrategia social que buscan a final de año evidencias de lo que han hecho medio bien para poder elaborar un informe de sostenibilidad, no son organizaciones con erre. Las empresas que definen políticas etéreas de Responsabilidad Social alejadas de su núcleo de negocio y con indicadores difusos, no son empresas con erre. Las personas que exigen a organizaciones y empresas ser respetuosas y en casa siguen mezclando residuos porque para eso pagan impuestos, no son personas con erre.

Que nadie se ofenda. Es una opinión. No tener erre de responsable no es malo, lo que sí es insostenible. Bueno, entonces sí que es malo. Precisamente por eso creo que es necesario un cambio más rápido de paradigmas. Para que exista un futuro mejor. Para que exista un futuro. Y en esto las personas con erre, dentro de empresas con erre, pueden cambiar el mundo a una muy buena velocidad.

Hace poquito, en un post de esta misma web donde “enredaba” sobre el concepto de RSC y llegaba a una definición propia, proponía repetir la lectura sustituyendo las palabras organización o empresa por el nombre de cada lector. Ahora lo que te propongo es que hagas este cuestionario con el que la Comisión Europea impulsABA (porque ya han archivado la página) la sensibilización con la RSC de las PYMES. Según dicen no tardas más de 10 minutos. Hazlo para una empresa si quieres, y luego hazla para tu comunidad de vecinos, o para tu casa, con las salvedades a tener en cuenta en el cuestionario. ¿Tienes erre de responsable?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Comparte:

Menú

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar, usted acepta el uso de estas cookies. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies