¡Cuidado pareja! ¡Viene la adolescencia!

Inteligencia Emocional

A lo largo de nuestra vida pasamos, de forma consciente o inconsciente por diferentes fases y crisis que conllevan cambio. Tras la adultez, la fundación de la familia y el nacimiento del primer hijo llega la etapa en la que nos vamos a centrar en el post de hoy. La adolescencia.

¡A mi familia le ataca un adolescente! ¿Y qué supone eso?

La venida de los hijos supone una reestructuración del sistema familiar que lo cambia todo, y cuando los niños dejan de ser niños y empiezan a ser adolescentes todo vuelve a cambiar otra vez y entramos en crisis de nuevo buscando el ideal de equilibrio entre dar libertad y poner límites y normas… Pero ¿cómo afecta eso a la pareja?

Es una etapa transitoria, pasará, pero mientras…

Aquí compartimos algunas claves para pasara indemne por esta etapa inevitable de la vida cuando tienes hijos.

1. La unión, hace la fuerza: trabajad y afianzad la unión de la pareja

Es importante que, ante la llegada de los reivindicadores, como pareja establezcáis acuerdos sobre los límites, horas de salidas, actitudes permitidas… Las diferencias entre ambos generarán problemas y no os verán como un referente fuerte, si no que buscarán fisuras para conseguir sus objetivos. Obvio, ¿no? Lo complicado es establecer los acuerdos y mantenerlos.

2. Haceros presente: sed referentes cercanos aunque parezca que no funciona

Los adolescentes necesitan atención y buscan ser comprendidos sin ser juzgados. Es importante que os pongáis en su lugar y os acerquéis a ellos. Buscad momentos en los que ambos, a veces juntos y a veces por separado, os acerquéis a vuestros hijos, habléis y paséis tiempo juntos, aconsejándoles sin imponer, porque es probable que luego ellos tomen otras decisiones. Hay que confiar y ser pacientes porque puede que os parezca que no sirve de nada.

3. Romped la rutina: buscad tiempo para la familia y planificad

Dedicar tiempo para disfrutar en familia es importante. Es tiempo para oxigenar, para salir de la rutina y generar vínculos positivos. Es fundamental que estos ratos sean consensuados, y que sean motivadores para todos. No se trata de decir dónde ir ni qué hacer, sino de planificarlos entre todos. Y planificar no es levantarse por la mañana  un sábado y decir, ¿dónde queréis ir?

4. Cuidad la pareja: Sois padres, y sois pareja, no lo olvidéis

La rutina en ocasiones vicia la convivencia y contamina de negatividad las relaciones. Las posibles discrepancias ante la toma de decisiones a veces puede provocar distanciamiento y es por ello importante encontrar momentos de encuentro con la pareja, en los que os cuidéis como pareja, “olvidando” por un momento que sois padres. Y otra vez hay que planificar esos momentos, porque no suelen surgir solos y necesitan preparativos imposibles de evitar como pedir a alguien que se quede con los hijos.

La adolescencia como ya hemos hablado antes en este blog es una etapa de cambios que supone un esfuerzo extra. Por eso es importante recordar que es un periodo normal y que pasará tarde o temprano. Criar a vuestros hijos con confianza, con cariño, y si es en pareja, manteniendo entre vosotros una buena relación, eso será una fortaleza para ellos. Y para vosotros.

isa

La imagen destacada de este post es de Pexels
Si estás interesado y quieres recibir más desde este blog suscríbete pinchando aquí.
Consulta nuestros servicios con coaching e inteligencia emocional aquí y los eventos CpC en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

*

code

Comparte:

Menú