Ley de Prevención del delito y RSC para gente como yo

Empresas

Para gente como yo significa para personas que nos perdemos un poco en mundos enrevesados como el jurídico. Para gente como yo significa para personas que buscamos la simplicidad como herramienta de vida. Para gente como yo a la que hablarle de código penal, protocolos de trabajo, clasificación y valoración de probabilidad de ocurrencia o plan de prevención debida nos bloquea un poco. Y eso que la gente como yo es muy inteligente, no lo duden.

paco_roberto

Pues la gente como yo tuvo la oportunidad de ver en la jornada organizada por Gaudia Abogados el pasado viernes en Huelva la revolución que implica la nueva Ley de Prevención del delito para el buen gobierno de la empresas y la integridad del mundo de la gestión. Tuvimos la oportunidad de ver esto y de entender la nueva reforma. Todo eso. Así que vaya por delante un sincero gracias a Roberto Fernández y a Francisco Muñoz, socios directores del bufete onubense.

Una ley que impulsa el cambio del paradigma de los negocios

La última reforma del Código Penal ha introducido importantes cambios para las empresas. La Ley Orgánica 1/2015 de 30 de Marzo por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995 de 23 de Noviembre del Código Penal, obliga a todas las empresas, grandes y pequeñas, a prevenir los delitos en su seno e implantar un modelo de prevención como requisito necesario para evitar o atenuar posibles responsabilidades de la empresa o de sus directivos ante hechos delictivos de cualquier miembro de la organización. Que se lo pregunten a Volkswagen.

Las nuevas implicaciones y responsabilidades de las empresas y de sus administradores o consejeros son de obligado cumplimiento desde julio de 2015, y están enmarcadas en el necesario camino de mejorar el gobierno corporativo y las buenas prácticas sociales de todas las organizaciones. Bueno de todas no, que las Administraciones Públicas estarían exentas de este cumplimiento. Esto la gente como yo no lo entendemos. ¿Es porque no tienen ánimo de lucro? A ver, ¿no tienen ánimo de lucro? Y hablando de todo un poco, yo me pregunto ¿por qué no? ¿No sería genial que una Administración Pública administrara tan bien que pudiera generar algún lucro que seguir invirtiendo en sus propósitos fundacionales? He dicho en sus propósitos fundacionales y no en los bolsillos de algunos. Me consuela saber que antes del trámite parlamentario era peor y la Ley de Prevención del delito tampoco afectaba a partidos políticos y sindicatos. Menos mal que la revisión los incluyó. Me estoy desviando…

Volviendo a la nueva ley, todas las personas jurídicas desde el 1 de julio deben acreditar y demostrar la adopción efectiva de un modelo de prevención de delitos o plan adaptado a su sector y a su actividad por el que vele una persona, el controller social o compliance, encargado de vigilar que ni la empresa ni sus miembros infrinjan la ley, figura con la que ya cuentan algunas compañías.

Lo primero Pilares MPDque esto implica es una punta de trabajo para gestorías y abogados. Esto es genial. A mayores da estabilidad a un puesto de trabajo en las organizaciones, en estructura o subcontratado. También es genial. Pero lo más importante es lo que la Ley de Prevención del delito conlleva en el fondo, aunque sea por la fuerza. En mi opinión esta reforma del código penal es el anclaje definitivo para que por fin la Responsabilidad Social Corporativa o RSC recupere el sentido social que le dio nombre en su origen hace casi 30 años y así se equilibren las tres patas de la sostenibilidad de una organización económicamente rentable, ambientalmente respetuosa y socialmente consecuente. O lo que es lo mismo, y compartiendo la opinión de Gaudia Abogados, la nueva ley es el primer paso hacia un cambio del paradigma de los negocios.

Otra oportunidad para la RSC

En esta situación, la Ley de Prevención del delito da a la Responsabillidad Social Corporativa un renovado interés para las organizaciones en un doble sentido. Por un lado porque ya es mucho más peligroso hacer una RSC de mentirijillas, enfocada exclusivamente en la imagen pública o como una herramienta de venta. Y por otro lado porque tras el esfuerzo de adaptarse a los nuevos requerimientos legales sobre cumplimiento social, la organización que quiera dar un paso voluntario hacia una RSC seria y efectiva lo tiene mucho más fácil.

Implantar el requerido Modelo o Plan de Prevención del delito implica analizar de nuevo cada puesto de trabajo, sus riesgos frente a posibles delitos y por tanto la responsabilidad inherente al puesto y las categorías profesionales. Asimismo, implica tener que clarificar muy bien las dependencias internas y por tanto los organigramas. Revisar los protocolos de trabajo y así mejorarlos. Están en revisión de forma natural las políticas retributivas, los riesgos, la política disciplinaria… En una palabra, se está removiendo el corazón de las organizaciones: su cultura organizacional. Y esto es lo que supone una oportunidad histórica para la Responsabilidad Social Corporativa que de verdad haga a las organizaciones coherentes e íntegras.

Ya lo decía en otro post para la web de Alma Natura recientemente: “No solemos valorar en su justa dimensión la fuerza que le da a nuestras palabras y a nuestros actos la coherencia, esto es, el hecho de ser consecuentes y hacer lo que decimos. La credibilidad nace de ahí. La confianza nace de ahí. El apoyo de los demás a nuestra causa o producto nace de ahí”.

Pues eso le pasa a las organizaciones que cumplen con transparencia e integridad sus obligaciones sociales. Y aún más beneficios obtienen las que se toman la RSC como una herramienta de gestión global, sobre todo porque de hecho se entiende que, como pasó con la regulación ambiental, la ley no ha hecho más que empezar a apretar en lo social.

3impact, RSC con sentido
fotoRSCconsentido y logos

¿Quieres conocer el modelo?

Con el propósito de cambiar el paradigma de los negocios nació 3impact, el modelo de RSC con sentido y propósito social que impulsamos Alma Natura y yo y que desde que Gaudia Abogados nos ha mostrado la trastienda de la nueva Ley de Prevención del delito, más sentido tiene.

Así que parafraseándome a mí misma, si además de cumplir la ley “quieres una RSC más eficiente, busca tu propósito social e impúlsalo. Y si quieres una RSC potente, sé coherente con ese propósito social, habla con tus públicos de interés, con las comunidades locales de tu ámbito de influencia y comparte con ellos tu propósito con coherencia. Eso es lo que te dará sentido y resistencia”. ¿Quieres tener sentido y ser coherente?

Si estás interesado y quieres recibir más información sobre RSC pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Comparte:

Menú

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar, usted acepta el uso de estas cookies. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies