Liderar en tiempos de la COVID

Liderar en tiempos de la COVID

Desarrollo Profesional, Empresas, Inteligencia Emocional, Personas

Jefes y jefas de este mundo se enfrentan también a la COVID y a los muchos retos que esta maldita enfermedad está planteando al planeta. Porque las nuevas circunstancias no se circunscriben al ámbito doméstico o al ámbito sanitario. En el espacio laboral, el coronavirus también reta a grandes desafíos físicos y emocionales. La gestión de personas desde la persona y la inteligencia emocional, nunca ha sido más necesaria, ni más efectiva. ¿Cómo liderar en tiempos de la COVID?

Jefear se separa drásticamente de liderar en tiempos de pandemia. Necesitamos personas muy conscientes, y jefes y jefas muy conscientes también de su enorme influencia en la vida de sus equipos. Siempre ha sido así, y ahora mucho más.

El miedo, con raíz en la inmensa incertidumbre que vivimos, o el asco, con raíz en la desinformación tan extendida en tiempos de incertidumbre, son dos de las emociones básicas que inciden directamente en las conductas de las personas. Su bienestar emocional, y por tanto también el clima laboral de las empresas, requiere requiere de más atención que nunca continua.

Así que, para facilitar esta tarea a jefes y jefas que quieren liderar en tiempos de la COVID, hoy queremos revisar los 10 mandamientos que hace un tiempo compartimos. Hemos añadido algunas claves para responsables que quieran usar el liderazgo emocional como otra vacuna necesaria en el combate contra los efectos de la pandemia.

  1. Defenderás a tu equipo por norma y lucharás por brindarle todos los recursos que sean posibles, con creatividad y objetivos claros. Y además, establecerás espacios y momentos planificados durante la semana laboral para hablar y compartir sobre emociones, sobre expectativas. Facilita que tu equipo establezca vínculos poderosos para promover la empatía y la indispensable red de apoyo emocional entre compañeros y compañeras.
  2. Delegarás de forma efectiva sin fiscalizar, y no delegarás lo que te toca a ti por razón de tu puesto de mando, por mucho que te fastidie lo que te toque. Y además, procurarás conocer las circunstancias personales de quienes colaboran directamente contigo para pensarte dos veces a quién delegas qué y cómo. Ten ahora más cuidado que nunca en no ejercer una delegación desmesurada o incoherente.
  3. Escucharás mucho más, pero mucho, mucho, y con la mente abierta y flexible a los cambios, aunque no procedan de una idea tuya. Pero además, volverás a escuchar, muy pendiente del lenguaje no verbal de la gente que te apoya. No pases por alto tu capacidad de percibir el mundo emocional de las personas que te rodean tan sólo mirándolas con atención, y haz caso de lo que ves.
  4. Dedicarás tiempo a reconocer los logros de las personas, en público, y a identificar sus frenos, en privado, para apoyarlas una a una desde la mejor intención. Pero además, plantéate que son tiempos de muchos más inconvenientes. Adecúa bien los retos que propones a la realidad que vivimos.
  5. Respetarás a tu gente tanto o más que a tus superiores y a ti mismo o a ti misma. Por lo que, además, usarás tu creatividad para establecer medidas de apoyo corporativo a tus personas en situaciones complicadas por la COVID-19.
  6. Serás el primero o la primera en dar ejemplo de lo que pides. Por eso, además, cuidarás de tu propia salud emocional para no reaccionar de forma desproporcionada o contagiar negatividad.
  7. Reflexionarás periódicamente sobre el clima de tu equipo y actuarás en consecuencia. Y ahora, mejor, cada menos tiempo de lo que solías reflexionarlo.
  8. Te comunicarás claramente, de la forma más asertiva posible (que es desde el amor) y confirmarás que te han entendido. Y además, usarás tu propio lenguaje no verbal para generar confianza, cercanía y positividad.
  9. Asumirás los errores de tu equipo como si fuesen tuyos, porque lo son. Y ahora, también.
  10. Y no te encabezonarás en decisiones que tu equipo te invite a repensar. Y ahora, más que nunca, preguntarás por otras formas de hacer.

Tus grandes aliadas siguen siendo tu Inteligencia Emocional, tu Comunicación Asertiva y tu propia Responsabilidad Social, esas que estás contagiando a tu alrededor solo por estar liderando. Así también se lucha contra las consecuencias de la COVID-19. Comienza a liderar en tiempos de la COVID. ¡De esta saldremos juntas y juntos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

*

code

Comparte:

Menú