Los pilares de tu autoestima

Crecimiento personal, Inteligencia Emocional

Hablemos de autoestima.

Era el día de mis cumpleaños y estaba haciendo un curso vivencial de inteligencia emocional para aprender a gestionar las emociones y a vivir en armonía con cada una de ellas .

La sala es grande y luminosa, aunque las cortinas claras filtran la luz en un día de invierno un poco nuboso y frío.

Las paredes azules crean un ambiente acogedor, tranquilo y relajante.

La temperatura de la sala es muy agradable y me siento completamente relajada.

Me preparo para el siguiente ejercicio.

Como han hecho mis compañeros de curso voy al lado opuesto de la sala, allí me vendarán los ojos y tendré que correr a oscuras hacia el otro lado, donde mis compañeros me pararán.

Me preparo y me tapan los ojos con un pañuelo.

No poder ver lo que me rodea me hace sentir un poco nerviosa e indefensa.

Antes de correr escucho la voz de mi coach que me dice: “Sólo cuando aprendas a amarte a ti misma podrás amar de verdad a otra persona…”

Con el corazón latiendo fuerte y con las piernas que me tiemblan me “lanzo en el vacío”.

Son unos segundos pero me parecen minutos.

Al otro lado, el abrazo fuerte de mis compañeros para mi carrera.

Siento crecer en mí las ganas de llorar.

ilovemeAquella frase, Sólo cuando aprendas a amarte a ti misma podrás amar de verdad a otra persona  tuvo el poder de aclarar mi mente y mi corazón.

Hasta aquel momento me había sentido insegura en todas mis relaciones, no conseguía confiar plenamente en los demás y esto me hacía sentir muy inestable.

Lo que creía fuera falta de confianza en los demás era, en realidad, falta de amor y confianza hacia mí misma, era una autoestima tambaleante.

Hasta aquel momento buscaba afuera lo que en realidad tenía que darme yo a mí misma: las atenciones, el respeto, el amor y la confianza.

Y así fue como descubrí la “fórmula mágica” para cultivar una sana autoestima, para ser una persona auténtica y para aprender a amar verdaderamente a otro ser humano sin esperar nada a cambio (o por lo menos empezando a andar por este camino): ACEPTARSE, RESPETARSE Y QUERERSE.

[bctt tweet=”#Aceptarse #respetarse #amarse a uno mismo: pilares de tu #autoestima en lolapelayo.com” username=”FedericaCoach”]
¿Qué significa aceptarse?

Parece increíble pero una cosa tan básica en realidad pertenece a muy pocas personas. Hay mucha más gente de la que te imaginas que no se quiere y no se respeta porque no se acepta.

Aceptarse significa no solo aceptar nuestro cuerpo, con el cual casi nunca estamos contentos, sino aceptar también nuestra esencia, nuestro ser en su totalidad.

Significa también aceptar nuestra naturaleza como ser humanos con todo lo que conlleva, bueno y malo. Aceptarnos a nosotros mismos con nuestros límites, miedos e inseguridades.

Aceptar nuestro pasado, nuestras elecciones (las buenas y las “malas”), aceptar haberle hecho daño a alguien o no haber actuado como nos hubiera gustado.

Pero ojo, aceptarse no significa resignarse. Es mirarnos con tolerancia, compasión y amor, y ponernos manos a la obra para transformarnos en una mejor versión de nosotros mismos, desde todos los puntos de vista.

Respetarse nace del aceptarse

Respetarnos es el siguiente paso, casi inmediato, a aceptarnos.  Es respetar nuestros valores y actuar de forma congruente y en armonía con ellos.

Cuando dejamos de hacerlo, cuando nos comportamos de manera incoherente solo para complacer a los demás y obtener su aprobación y reconocimiento, cuando rompemos el compromiso con nosotros mismos, entonces dejamos de respetarnos y como consecuencia de amarnos.

No queremos lo que no aceptamos y respetamos

No podemos amar a alguien si antes no lo respetamos y no lo aceptamos por lo que es, y menos aun a nosotros mismos, que es con quien tenemos que convivir cada día de nuestra vida.

Aceptarse, respetarse y quererse son tres elementos estrechamente concatenados en una persona que tiene una sana autoestima: pero sin el primero los otros dos se caen como se caería una casa sin cimientos.

Creo profundamente que solo cuando nuestros pensamientos y nuestras acciones están en armonía con estos tres pilares, podemos decir que nos queremos de verdad y somos realmente capaces de amar a otra persona.

¿Y tú? ¿Te aceptas? ¿Te respetas? ¿Te quieres?

federica1

La imagen destacada de este post es de Pexels
Si estás interesado y quieres recibir más desde este blog suscríbete pinchando aquí.
Consulta nuestros servicios con coaching e inteligencia emocional aquí y los eventos CpC en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Comparte:

Menú

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar, usted acepta el uso de estas cookies. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies