¿Protegemos a la infancia?

¿Protegemos a la infancia?

Crecimiento personal, Inteligencia Emocional, Personas

Hace unas semanas nos llegó a muchos de nosotros un vídeo de esos que hacen que tu mundo se pare durante un minuto. El vídeo era de un padre con su hija riendo a carcajadas mientras juegan. Hasta aquí todo normal si no fuera porque lo que provocaba esas carcajadas en la pequeña era el sonido de las bombas que se escuchaban desde el salón de su casa. Hoy quiero reflexionar con vosotros: ¿Protegemos a la infancia?

 


Este es justo el momento en el que tu vida se detiene y te das cuenta de la suerte que tienes de jugar con tus hijos a las cartas y no “a la guerra”.

Al ver el vídeo me di cuenta de cómo los padres QUEREMOS proteger a nuestros hijos de los peligros de la vida y de cómo este padre TIENE QUE PROTEGER a su hija de los peligros de la vida. Inmediatamente me acordé de esa joya del cine: “La vida es bella”, y de otro padre que también “juega” con los horrores de la vida, esta vez al escondite.

Yo, personalmente, cada vez que veo el vídeo no puedo evitar pensar que algo estamos haciendo mal, no como padres, sino como seres humanos. 

Hoy sólo quería reflexionar con vosotras y vosotros sobre qué estamos haciendo con nuestros niños y niñas. Los metemos en burbujas en las que todo está bien, en las que están a salvo de los peligros, en las que nos sentimos seguros… Protegemos a la infancia pero, ¿y ese otro mundo que “juega a la guerra”?

¿Cómo podemos evitar que se produzcan estas situaciones, que desgraciadamente son la punta de un terrible iceberg? Y ante esta pregunta siempre me sale la misma respuesta: educación

Yo no sé cuál es la forma correcta de hacer las cosas, cuál es la educación correcta, ni siquiera sé muchas veces si lo estoy haciendo bien con mi hijo… Pero lo que sí sé es que no podemos quedarnos impasibles. No podemos dejar que esto NO nos afecte. Debería calarnos hasta lo más hondo de nuestro ser, porque de lo contrario estaremos como muertos en vida y no habrá posibilidad de cambio, todo seguirá como hasta ahora o cada vez peor: porque esto será lo normal, porque ni la muerte ni el dolor tendrá importancia en un mundo incapaz de ponerse en el lugar del otro, carente de empatía, en el que nada importa. Suena dramático, ¿verdad? Sin embargo, es tan dramático como real.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Comparte:

Menú

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar, usted acepta el uso de estas cookies. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies