Seis claves para ponerse en acción al buscar empleo

Desarrollo Profesional

El empleo crecerá en España un 2,9% este año y un 2,8% el que viene, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Esto permitirá que la tasa de paro baje del 20% a finales del año que viene; lo hará por primera vez desde 2010.” Son datos publicados en El País en julio de este año. En el mismo artículo se dice que “entre este año y el que  viene, en España se crearán algo más de un millón de empleos, a razón de unos 500.000 cada ejercicio”. ¡Son buenas noticias!

Y claro que hay previsiones más pesimistas. Según la Organización Internacional del Trabajo, “el paro en España seguirá por encima del 21% hasta 2019”. Si las buscas seguro que también las hay locamente o perversamente optimistas. Pues sí. Pero hazte una pregunta: una vez que ya tienes una idea de la situación y la suficiente dosis de realismo… ¿para qué seguir abonándote de datos? El primer requisito indispensable para buscar empleo y encontrarlo es ponerse en acción, así que mi primera recomendación es que evites todo lo que te haga posponer este primer paso fundamental, y si eso es dejar de ver el telediario por las mañanas, pues mira a ver qué otra cosa dan por la tele.

Tomar la decisión no es ponerse en acción

Ponerse en acción para buscar empleo no es sólo tomar la decisión de buscarlo, debes hacerte un plan y ponerle fechas porque sin ellas no hay compromiso. ¿Ya tienes la decisión tomada? Pues ahí van algunas recomendaciones de por dónde empezar. Son seis claves que he comprobado que funcionan y que a mí personalmente me han servido mucho.

1. Desarrolla el Autoconocimiento crítico: dedícate un tiempo a conocerte bien como persona y como profesional. Hay muchas técnicas de autoconocimiento que te pueden servir para buscar empleo. Yo te recomiendo el DAFO, porque es una herramienta simple, efectiva y muy visual. DAFO es la sigla de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Aquí puedes consultar una guía muy sencilla y certera de cómo elaborarlo en el plano personal. Debes ser muy sincero contigo. Identifica sobre todo en qué eres bueno y en qué necesitas mejorar, qué te diferencia, qué puedes aportar desde lo que te apasiona, y cuando lo hayas hecho, piensa cómo vas a convertir lo que has identificado como debilidades en fortalezas. Sí, eso es otro plan.

2. Define Objetivos claros: “No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va”. Esta frase de Séneca encierra el gran secreto de la búsqueda de empleo. Si sobre tu DAFO te paras a pensar con claridad y realismo qué quieres, dónde quieres trabajar y cómo quieres trabajar, tu capacidad de búsqueda lejos de limitarse en oportunidades se amplía enormemente y se vuelve algo indispensable en este camino: efectiva. Saber a quién pedir apoyo, en qué círculos hacer contactos y networking, en qué foros participar o de qué temas hablar es muy importante. Todo se vuelve más fácil cuando sabes lo que quieres y tienes en orden tus ideas. Así que no lo veas como una pérdida de tiempo: pensar en tus objetivos y definirlos claramente es avanzar por uno de los tramos más importantes del camino.

3. Trabaja tu Marca personal: estamos inmersos en una era donde puede que te parezca que es difícil diferenciarte, pero en realidad es más fácil que nunca. Piensa cuántas herramientas tienes a tu alcance para demostrar al mundo todo lo que has pensado sobre ti mismo y tus objetivos. Tómate en serio el desarrollo de tu marca personal, como si tú fueras tu principal línea de negocio o tu producto estrella. De hecho lo eres, y véndete, haz tu propio plan estratégico, y lánzate al universo telemático con las mil y una opciones que te brinda. En cuestiones de marca personal hay muchas guías que te pueden servir para hacerte tu propio plan. A mí me gusta mucho el enfoque que le da Andrés Pérez Ortega, un estratega del personal branding, generoso donde los haya, del que puedes aprender mucho buscándole en la red de redes.

4. Haz Investigación con sentido: ahora que tienes claro de qué quieres trabajar e incluso dónde, es el momento de cargarte de razones, seguir de cerca a tus empresas objetivo, buscar información sobre lo que te interesa, aprender, leer, identificar quiénes están liderando los temas que te importan y dónde se mueven las mejores oportunidades de empleo. Hay tantos sistemas a tu alcance para conseguir esto que lo difícil será seleccionar los principales directorios, webs y canales donde mantener esta línea de investigación propia que debes cultivar y poner en valor para los objetivos que persiguen tu meta. Por ejemplo, para adaptar tu perfil de LinkedIn en función de ese puesto que quieres, o para generar versiones de tu CV perfectamente adaptadas a la empresa a la que lo envías, o para diferenciarte con información actualizada de tu posible contratante en esa entrevista de trabajo en la que, además, sabes perfectamente qué fortalezas de ti mismo destacar porque las has trabajado y documentado con logros que te permitirán expresarlas fácilmente.

[bctt tweet=”Seis #claves para ponerte en #acción en la búsqueda de #empleo. #Outplacement #coachingejecutivo”]

5. Tómate como un trabajo el buscar trabajo: es una de las primeras recomendaciones que suelo dar en los procesos de outplacement o acompañamiento en la búsqueda de empleo o tránsito de carrera. Si encontrar empleo es tu meta, como con cualquier otra meta de la vida necesitas un plan definido en el que planificarás las tareas necesarias y los objetivos de desempeño, esos que se van logrando en el camino al objetivo último que es emplearte. Así que márcate tu propio horario laboral, busca o adecúate un rincón o puesto de trabajo cómodo con todo lo que necesitas y organiza tu agenda. Trabaja para ti, porque tú eres tu proyecto más importante.

6. Genera toda la visibilidad que seas capaz: en las redes, con tus perfiles profesionales, tu web, tu blog, tu participación en foros, tu canal YouTube… Tienes a tu disposición infinidad de herramientas para posicionarte donde has elegido hacerlo. Y también “desvirtualízate”, acude a todos los eventos o encuentros de los temas de referencia que te son útiles para seguir tu investigación y para engrosar tu red de contactos. Y sobre todo, no menosprecies el poder de tu círculo más cercano. Está demostrado que las primeras y posiblemente las más interesantes ofertas te van a llegar de tus contactos directos. De hecho, te sorprenderá saber que según los expertos sólo se publica el 20% del empleo que se pretende cubrir, así que hay un 80% oculto que son empleos que se cubren a través de contactos. Merece la pena que todo el mundo sepa que estás buscando trabajo ¿no?

Estas seis claves no son una fórmula mágica, son simplemente una de las formas con la que hacer lo más importante: ponerte en acción. Es hora de romper con las creencias que te limitan. Ni es imposible encontrar trabajo ni el trabajo va a venir a buscarte a ti. Sal a por él y a lo mejor en el camino te das cuenta de que tu proyecto y tú merecéis tanto la pena que te lanzas a desarrollarlo tú mismo y terminas buscando gente que trabaje contigo. Así que la sociedad te necesita. ¿Te pones en acción?

Si estás interesado en el coaching ejecutivo y el desarrollo personal suscríbete pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

*

code

Comparte:

Menú