Teletrabajo y confinamiento, todo un reto

Teletrabajo y confinamiento, todo un reto

Empresas, Personas

Ahora más que nunca, en estos días de confinamiento por la alerta sanitaria del coronavirus, la gestión emocional será de gran utilidad. El teletrabajo y confinamiento son un reto pero, sin duda las empresas que hayan apostado desde hace tiempo por formar a sus empleados en el desarrollo de su Inteligencia Emocional estarán comprobando que ha sido una buena inversión.

Este cambio no deseado –el estado de cuarentena– que nos ha llegado de un día para otro y nos ha obligado a cambiar nuestra forma de vivir, es una prueba de fuego tanto para nuestras vidas personales como para nuestro desarrollo profesional y va a poner a prueba nuestro nivel de resiliencia. No todos estamos preparados para teletrabajar, podemos caer en errores muy comunes a la hora de trabajar en remoto. El teletrabajo y el confinamiento necesitan adaptarse el uno al otro.

Las emociones determinan nuestra forma de vivir, de enfrentarnos a cada situación que surge en nuestro día a día. En función de nuestro autoconocimiento, autogestión y automotivación, competencias clave de la inteligencia emocional, así serán nuestras reacciones, comportamientos, actitudes… 

De esa autogestión, que nace del autoconocimiento, y de la capacidad de automotivarnos dependerá nuestra organización, nuestra disciplina y nuestra gestión del tiempo, que van a ser esenciales para que el reto del teletrabajo dé los resultados que las empresas esperan.

 

¿Cómo organizar teletrabajo y confinamiento?

  1. Créate tu propio espacio: Busca el rincón de la casa en el que te sientas a gusto, a ser posible luminoso, en el que puedas tener a mano todas tus herramientas de trabajo y márcate un horario que cumplir cada día. 
  2. Vístete como si fueras a ir a la oficina: No caigas en la tentación de ponerte a trabajar en pijama. Haz el mismo ritual que si fueras a salir a la oficina, será la mejor forma de poner a tu cerebro en modo trabajo. 
  3. Planifícate: Hazte un plan de trabajo semanal y desgránalo por objetivos diarios. Piensa que esos objetivos tendrán que ser alcanzables en el tiempo de trabajo que te hayas marcado. Recuerda que trabajar desde casa no significa que tengas que estar el día completo trabajando y eso puede ocurrirte si no planificas.
  4. Haz pausas de vez en cuando: Al igual que cuando estás en la oficina en algún momento haces un pequeño descanso y aprovechas para tomarte un café, haz lo mismo en casa y desconecta unos minutos. Es recomendable que las pausas que quieras hacer estén incluidas en el horario que te marques.
  5. Pide colaboración a la familia: En el caso de que la familia esté también en casa, podréis organizaros, si fuera posible, para que dos estéis ocupados en el mismo horario (deberes, tareas domésticas…). Esta es una oportunidad de inculcar a los niños valores como la disciplina, el trabajo en equipo o la responsabilidad. En el caso de que los niños sean muy pequeños, los adultos podréis hacer turnos para atenderlos, así todos tendréis tiempo para vuestras responsabilidades laborales.
  6. Conecta con tu equipo de trabajo: Es muy importante estar en contacto con los miembros del equipo, por supuesto por correo electrónico o conversaciones telefónicas, aunque es conveniente planificar alguna reunión por videoconferencia con el equipo al completo ya que, además de favorecer la comunicación entre vosotros, os aseguráis de que trabajáis alineados y, sobre todo, será la forma más cercana al contacto físico. Viéndoos sabréis cómo os encontráis cada uno para poder apoyaros en caso de necesidad. 
  7. Disfruta de tu tiempo “extra”: Recuerda que ahora dispondrás del tiempo que antes invertías en desplazamientos de ida y vuelta a la oficina, así que aprovecha para hacer todo lo que antes no podías. Puedes dedicarlo a jugar con los niños, aunque también puedes reservar unos momentos para ti y rescatar alguna afición olvidada. 

Recuerda que este estado de alarma es temporal. Por eso, tómate la etapa de teletrabajo y confinamiento como un cambio de rutina que puede hacerte más fuerte, demostrarte a ti mismo de lo que eres capaz: organizarte, coordinar, cumplir metas… Si durante este periodo necesitas fortalecer tu inteligencia emocional, mira las guías online que hemos preparado para ti: recursos gratuitos, sesiones telemáticas con nuestro equipo, etc. ¡Estamos para ayudarte! 

 

Teletrabajo y confinamiento, todo un reto

Y recuerda: #Quédateencasa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Comparte:

Menú

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al continuar, usted acepta el uso de estas cookies. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies